Buscar
 
 
A A A

Elaboración y administración de exámenes

Desde hace 16 años, el Centro Nacional de Evaluación para la Educación Superior (Ceneval) desarrolla instrumentos que miden el nivel de conocimientos y habilidades que han adquirido las personas que sustentan los exámenes de selección, diagnóstico, acreditación y certificación. Estas pruebas son consideradas de alto impacto debido a que con los resultados que de ellas se desprenden se toman decisiones que repercuten de forma directa en los sustentantes, como la selección para el ingreso a una escuela, la certificación profesional, el otorgamiento de un certificado de estudios o de un título profesional.

La construcción de estos instrumentos de evaluación es una tarea de gran especialización técnica, por lo que el Ceneval desarrolló su propia metodología, que ha ido perfeccionando con el paso de los años y que se apega a estándares de calidad internacional. Esta metodología tiene por objeto ser una guía para la elaboración de las pruebas, con el fin de garantizar que sus resultados sean un buen indicador de lo que se desea medir.

Para dar una idea de la magnitud del trabajo que representa la elaboración de los exámenes del Ceneval, pensemos por un momento en los reactivos o preguntas que contienen. Actualmente, en el Centro hay en operación 240 pruebas, las cuales en promedio están integradas por 150 reactivos cada una, lo que implica la elaboración de 36 mil reactivos; si se considera que cada examen tiene al menos dos versiones con reactivos diferentes, la cifra asciende a 72 mil reactivos. Más aún: si consideramos que para diseñar un buen reactivo se requiere elaborar por lo menos dos, esto nos lleva a 144 mil reactivos. Pero como toda prueba es necesario renovarla con al menos la misma cantidad de reactivos, el resultado final es de un total de 288 mil reactivos que requieren ser administrados.

Consciente de la importancia que representa la construcción de estos instrumentos, el Ceneval desarrolló el Sistema de Administración de Bancos de Exámenes y Reactivos (SABER), como parte de su estrategia para elaborar de instrumentos de calidad. Este sistema se fundamenta en la “Metodología Ceneval: estándares y normativa para los procesos de construcción de un examen”.
El SABER es una plataforma de cómputo para la elaboración y organización de reactivos, y para la elaboración de los cuadernillos de preguntas que se aplican a los sustentantes; permite capturar los reactivos y realizar los ajustes necesarios derivados de los procesos de validación, revisión de estilo y revisión técnica. El sistema registra todas las actividades que se realizan con los reactivos, y los datos de quién y cuándo las efectuaron llevando un control estricto de los cambios.

Este sistema está integrado por dos subsistemas interconectados (BRAE y BASE). El BRAE (Banco de Reactivos para Agentes Externos) es un sistema que se emplea para la producción de las especificaciones técnicas de los reactivos y los reactivos mismos. Aquí se realizan los procesos de elaboración, validación, revisión de estilo y revisiones técnicas que establece la normativa del Centro. El sistema permite capturar y editar los reactivos de forma similar a un procesador de textos en el que se pueden añadir tablas, ecuaciones, gráficas e imágenes. Además, cuenta con diversos reportes sobre la producción de reactivos y el estado en que se encuentran.

El BASE (Banco de Seguridad de Exámenes) permite producir las versiones de examen con los reactivos que han sido elaborados previamente en el BRAE y migrados al BASE. Dichos reactivos deben cumplir con los estándares de calidad definidos por el Ceneval. Además se establecen las características que debe tener la versión de examen, en cuanto a cantidad de reactivos por campo temático y calidad de los reactivos (dificultad y discriminación), y lleva un historial pormenorizado de cada uno de los reactivos para identificar en qué versiones se han incluido.
La plataforma SABER dispone de mecanismos diversos de seguridad, tanto en la infraestructura física y tecnológica como en el software y en los aspectos de control de acceso al sistema, para garantizar la confidencialidad de los instrumentos de evaluación que se desarrollan en el Centro.

El Ceneval, de esta forma, combina las tecnologías de información y comunicación con su metodología para la construcción de los exámenes en una herramienta de cómputo innovadora para el desarrollo de pruebas con altos estándares de calidad, que son utilizadas ampliamente en el país.


 
 

Av. Camino al Desierto de los Leones (Altavista) 19, Col. San Ángel, Deleg. Álvaro Obregón,
C.P. 01000, México, D.F. Tel. 01(55) 3000-8700, LADA sin costo 01 800 624 2510

Aviso de privacidad |Términos de uso |Políticas de privacidad
2014 CENEVAL© Todos los derechos reservados 3.0